Blogia
Mi Blog

Schuster presentado

Bernd Schuster prometió en la rueda de prensa posterior a su presentación que el Real Madrid jugará bien al fútbol además de seguir ganando títulos.  "Sé dónde me he  metido, en qué club estoy. Mi filosofía es ser exigente y donde he  estado quería lo máximo. Estaba en equipos donde no era posible  exigir títulos, pero ahora sé que se exige el máximo y no es sólo  ganar algún título sino hacer un fútbol con el que disfrutemos todos.  Mi idea encaja en lo que espera todo el mundo, no tengo dudas en ese  tema", dijo.

El técnico alemán señaló que exigirá a sus jugadores que juegen bien al fútbol. "La plantilla tiene calidad para exigir y que hagan lo que pides,  en eso no tengo dudas. Los que me conocen han visto mis equipos cómo  jugaron con algo menos de calidad y se puede imaginar lo que podemos  hacer aquí. Quitando el portero, el resto tiene que dedicarse a jugar  y tener una parcela en la que hay que pensar en el público, porque lo  más bonito es ver a la gente feliz, que estén contentos, aunque algún  día las cosas puedan salir mal", añadió.


Se acabó el doble pivote de Capello

Además, Schuster ya advirtió de que el doble pivote, con el que jugaba Capello, no se volverá a ver en el Bernabéu. Su idea, más que pensar en el sistema, es "encontrar el sitio de cada uno, pensar qué quieres que haga y darle esa libertad". "Eso es más importante, luego yo siempre he preferido tener un pivote que  ayude a la delantera y uno para que cuide las espaldas, ése es un  ejemplo", declaró.

Asegura también que Capello le deja un gran legado y que el título no será  una presión, todo lo contrario. "Ha conseguido algo muy importante,  no sólo el título, sino también lo que ha dado, lo que a mí me  interesa. Después de unos años de no lograrlos, eso crea tensión y  nervios y la Liga ha dado mucha tranquilidad al club, a los jugadores  y a mí. Es más fácil comenzar con un título en la espalda",  sentenció, reconociendo, que sin él, "los nervios habrían sido  mayores, habría habido más agresividad".

Sigue contado con Raúl

Schuster  no dudó en alabar a Raúl, que seguirá siendo un  jugador importante. "No voy a decir la labor tremenda que ha hecho,  batiendo récords. También hemos visto lo que ha pasado en el campo, él ha dicho cuál es su posición... Raúl es un símbolo y va a seguir  siendo un símbolo aquí. Me tiene que echar un cable a través de sus  compañeros y será importante en mi esquema y mis ideas", expresó.

El alemán no quiso hablar de fichajes, aunque no dudó en elogiar a Kaká y Cesc. "Por supuesto que es un gran sueño, no sé si puede ser realidad, las ganas e  intención no van a faltar, pero sabemos que es muy difícil", dijo sobre el brasileño. "Como entrenador, por supuesto que Cesc me gusta, juega en una  posición que he ocupado yo y ha aprendido mucho a través de un  grandísimo entrenador como Wenger. Es de los pocos que puede llevar  un equipo a sus espaldas de esta categoría, más no puedo decir",  valoró.


Se ve preparado para entrenar al Madrid

Pese a su poca experiencia, asegura que no cree que el reto le  llegue muy pronto, de hecho, considera que incluso  pensaba que ya  era "tarde". "Diez años entrenando pueden ser muchos o menos, pero es  un paso importantísimo. Es una cosa que tengo dentro desde jugador,  querer estar en el Real Madrid, por eso me siento muy contento",  explicó, reconociendo que cuando dejó el club blanco sólo pensaba en  que le hubiera "gustado jugar algún año más" y no en volver como  técnico.

El ex futbolista, restó importancia al hecho de ser socio del Barcelona, algo que siempre intenta hacer en los clubes en los que  milita, y ya sólo piensa en la próxima campaña y en cubrir, con  creces las aspiraciones del club, tanto a nivel de resultados como de juego.

Ya ejercía como entrenador sin haber firmado

Schuster reconoció que había tardado en aceptar la oferta del Real  Madrid, primero porque tenía que "aprovechar la oportunidad", después  porque se ve "capaz de hacerlo", y no perdió el buen humor ni cuando se le preguntó reiteradamente por el asunto de haber tenido que pagar  por salir del Getafe en lugar de que los clubes llegaran a un  acuerdo.

"Tuve una conversación con Ángel Torres, arreglamos el tema, y no hay problema para que cada uno siga su camino", dijo inicialmente,  para después añadir en tono irónico: "Como se anunció desde hace días  que me toca pagar la cláusula nunca me han llamado tantos amigos para  ayudarme, hemos conseguido esa cantidad y ya veré como lo arreglo con  ellos. Se ha resuelto el problema y no merece hablar más".

"He estado un poco en medio, pero no podía influir demasiado, se  podía hacer más fácil, pero en ningún momento el Real Madrid ha estado sin entrenador, hemos trabajado sabiendo que las cosas se iban  a arreglar. Lo importante es que los dos salgan contentos y creo que es lo que ha pasado", añadió, si querer entrar en la polémica entre los dos clubes.

Fuente: marca.com


 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres